La minificción peruana llega a la adolescencia

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

fil4POR: ALBERTO BENZA GONZÁLEZ

Siempre escuché que la madurez llega con el tiempo, y los eventos culturales no son ajenos a este dicho. Este año, La Feria Internacional del Libro de Lima —evento editorial y cultural más importante del Perú— ha cumplido 20 años y nos entregó un programa interesante. En total, asistimos a once eventos de minificción.

La minificción ha ganado personalidad al tener presencia en la Feria. Sería importante que apostaran por escritores célebres del microrrelato. Acercar la minificción peruana al resto del mundo es una tarea pendiente de la FIL. Somos conscientes de que los eventos se dieron por iniciativa de las editoriales independientes.

CARRUSEL DE MINIFICCIÓN

Disfrazadas de microrrelatos, las palabras recorren el patio principal. Los lectores se acomodan, levantan el ánimo en una velada de cielos estrellados. En esta atmósfera invernal, Pedro Antonio Valdez ha logrado juntar el Primer Carrusel de Minificción en la FIL. Rony Vásquez, otro de los gestores, se encargó de las invitaciones. Nuevamente llegó a la FIL un escritor centroamericano para organizar un evento que arrancó risas y aplausos en el público. Pedro Antonio Valdez quedará en la historia de la minificción. Los peruanos estamos agradecidos por ese gesto maravilloso. De pie, brindo un aplauso a todos los colegas que participaron:

Carrusel de microrrelatos «Minúsculos Caballos». Participaron: Carolina Cisneros, Christiane Félip (Francia), Emilia Conclaire (Chile), Julia del Prado, Ana María Intili, Pedro Antonio Valdez (República Dominicana), Carlos Amézaga, Félix Terrones, Lucho Zúñiga, Rony Vásquez, Andrea Marinelli, Óscar Gallegos, Alberto Benza, Christian Solano, César Klauer, Jomar Cristóbal, David Arce y Carlos Saldivar. Día: sábado 01 de agosto. Hora: 4:00 p.m. Patio Principal. Referencia: estatua de los caballos.

Con ilusión, seguiremos embarcándonos en iniciativas como esta para recordar que la minificción peruana está más viva que nunca.

Ésta entrada fue publicada en Artículos. Guarde el enlace permanente.